Un estudio ha descubierto que la ketamina, un anestésico y tratamiento para la depresión, podría ser efectivo en el tratamiento de los trastornos por consumo de cocaína.

Los pacientes con trastornos por consumo de cocaína a los que se les administró ketamina experimentaron tasas de remisión dos a cuatro veces más altas.

Los investigadores utilizaron la inteligencia artificial (IA) para identificar candidatos prometedores de entre todos los fármacos aprobados por la FDA.

Los medicamentos existentes, como los antidepresivos o los estimulantes, no tienen un efecto significativo, y otros tratamientos con resultados positivos se enfrentan a barreras como el costo, el personal y el estigma, lo que limita su adopción generalizada.

A lo largo de décadas, la investigación ha involucrado muestras de pacientes tan pequeñas que los resultados no permiten llegar a conclusiones definitivas. El problema del consumo de cocaína sigue siendo un desafío importante en el campo de la salud pública, y se necesitan soluciones efectivas y accesibles para tratar este trastorno.

Ketamina para tratar trastornos por consumo de cocaína

Un estudio de la Universidad Case Western Reserve ha encontrado que la ketamina, una molécula orgánica sintética utilizada como anestésico y tratamiento de la depresión, podría ser una opción prometedora para tratar los trastornos por consumo de cocaína.

Según el estudio, los pacientes con trastornos por consumo de cocaína a quienes se les administró ketamina para la depresión o el dolor experimentaron una tasa de remisión de dos a cuatro veces mayor.

Esto es especialmente importante, dado que el consumo de cocaína sigue aumentando en los Estados Unidos y no hay un tratamiento aprobado por la FDA para los trastornos por consumo de cocaína.

Los investigadores utilizaron la inteligencia artificial, la inteligencia humana, las pruebas clínicas y el análisis informático para identificar la ketamina como una opción terapéutica potencial para tratar el trastorno por consumo de cocaína.

Rong Xu, autor principal de lestudio, dice que este estudio es «un gran ejemplo de cómo abordar un problema intratable mediante el uso creativo de la IA utilizando diferentes fuentes de datos».

La coautora del estudio, Pamela Davis, añadió que esperan que este enfoque pueda proporcionar soluciones terapéuticas para otros problemas difíciles. A pesar de que se necesita más investigación, el estudio sugiere que la ketamina podría ser una opción prometedora en el tratamiento de los trastornos por consumo de cocaína.

Algoritmos de IA identifican a la ketamina como un tratamiento prometedor

A través del desarrollo de nuevos algoritmos de descubrimiento de fármacos basados en IA (inteligencia artificial), los investigadores identificaron a la ketamina como un candidato prometedor para tratar los trastornos por consumo de cocaína.

Tras revisar los principales candidatos a fármacos con paneles de expertos en adicciones, determinaron que la ketamina tenía el mayor potencial para producir ideas útiles.

Para evaluar la eficacia clínica potencial de la ketamina, los investigadores analizaron decenas de millones de registros de salud electrónicos.

Descubrieron que los pacientes con trastornos por consumo de cocaína a quienes se les administró ketamina para el dolor o la depresión experimentaron tasas de remisión de dos a cuatro veces más altas.

Aunque estudios anteriores han encontrado que la ketamina puede ser efectiva en el tratamiento del trastorno por consumo de cocaína, la mayoría de los grupos de estudio eran homogéneos.

En cambio, este estudio incluyó una mayor diversidad de participantes por raza y género, así como aquellos que sufrían de condiciones médicas y psiquiátricas adicionales.

Si bien este estudio refuerza el argumento a favor del uso de la ketamina en el tratamiento de los trastornos por consumo de cocaína, los investigadores destacaron la necesidad de ensayos clínicos adicionales para evaluar más a fondo su impacto potencial.

Con la ayuda de la IA, los científicos están acercándose cada vez más a una solución efectiva y accesible para tratar un problema de salud pública cada vez mayor.

El estudio se publicó en la revista Addiction el 15 de febrero de 2023.

Resumen: 6 ideas clave

  1. La ketamina, una pequeña molécula orgánica sintética utilizada clínicamente como anestésico y tratamiento de la depresión, está asociada con una mejora significativa en la remisión entre las personas con trastornos por consumo de cocaína.
  2. Los científicos de la Universidad Case Western Reserve desarrollaron nuevos algoritmos de descubrimiento de fármacos basados en IA para identificar candidatos prometedores de todos los fármacos aprobados por la FDA.
  3. Los investigadores determinaron que la ketamina tenía el mayor potencial para producir ideas útiles en el tratamiento de los trastornos por consumo de cocaína.
  4. Los pacientes con trastornos por consumo de cocaína a quienes se les administró ketamina experimentaron tasas de remisión de dos a cuatro veces más altas.
  5. Este estudio fortalece el argumento a favor del uso de ketamina en el tratamiento del trastorno por consumo de cocaína, aunque se requieren ensayos clínicos adicionales para evaluar más a fondo su impacto potencial.
  6. Los tratamientos actuales para los trastornos por consumo de cocaína, como los antidepresivos o los estimulantes, no tienen un efecto significativo, mientras que las intervenciones terapéuticas tienen barreras que limitan significativamente su adopción generalizada.